El JAMÓN DE CEBO IBÉRICO, procede de cerdos ibéricos criados en granjas y alimentados con piensos naturales.

Y el JAMÓN DE BELLOTA IBÉRICO, procede de cerdos criados en libertad en las dehesas y durante su engorde se alimentan de bellotas y pastos naturales.

Unas calidades que son Patrimonio de la Humanidad y símbolo de nuestra sana Dieta Mediterránea.